sábado, 18 de abril de 2015

Pocas inversiones y pocos yacimientos

Hay necesidad de alentar proyectos mineros atrayendo inversiones

• La Ley Minera 535 debe ser reglamentada y establecer los impuestos

• Hay que recuperar la tendencia productiva de una minería sostenible


La minería necesita nuevos incentivos y mucha inversión para sobrevivir y autosostenerse
La minería en nuestro país parecería que está siendo reservada quien sabe para qué tiempo y en qué circunstancias, pues si bien se promulgó (en Oruro) la nueva

Ley Minera, la misma todavía no es el instrumento normativo que agilite su proyección hacia objetivos de alta producción y sostenibilidad.

Al presente se mencionan varias posibilidades para el despegue de la minería nacional, empero se trata de algunas opciones más bien sectoriales y que no son parte –todavía– de una política global en la que se incluya a todos los subsectores, en la medida de sus necesidades y las opciones de priorizar los mejores emprendimientos, además de evitar el colapso de empresas que están en riesgo por el precio bajo de minerales.

La situación presente muestra contadísimos casos en la minería privada mediana que están "capeando" el temporal de los precios bajos, es el caso de la minera San Cristóbal con fuerte inversión extranjera y una inyección financiera de emergencia; San Bartolomé, también en Potosí, está enfrentando el periodo crítico con más inversión y mayor producción.

No es el caso de la minería estatal en materia de compensar la caída de precios con más producción puesto que el principal problema es equilibrar los costos de producción y el gasto social con el precio límite en "el piso" de la cotización de minerales, por ejemplo el estaño.

El Estado ha dispuesto soportes especiales para favorecer a la minería estatal, lo ha hecho a través de fideicomisos con aval del Banco Central, recursos que permitirán mejorar tareas de exploración (interna) en el caso Huanuni incluso con el uso de equipos y modernas herramientas para elevar la cantidad de toneladas de concentrados que procese un nuevo ingenio y se abastezca la demanda de la fundición también estatal.

En otro frente de la actividad minera, caso de los evaporíticos, se ha dispuesto un fuerte soporte mayor a 600 millones de dólares que se desembolsarán de manera paulatina, para encarar la fase de industrialización del litio. Un proyecto de ejecución en tiempo relativamente corto, pues su rendimiento tendría que estar dando "frutos" en el 2018.

Pero por ahí se pierde el estrecho camino de dar un efectivo impulso al sector minero como tal, tomando en cuenta que se trata de uno de los rubros de mayor perspectiva económica, después del boom del gas, que menos mal se sostiene en sus límites permisibles de exportación a mercados asegurados.

El destacado profesor emérito de la UMSA, Armando Méndez Morales, comenta en un artículo la reciente presentación del tercer libro del experto en minería, Jorge Espinoza, exministro de minería, ambos coinciden en señalar que lo más importante para movilizar la minería será la inversión extranjera.El análisis de coyuntura puntualiza que "no hay desarrollo minero hoy, si no es con la activa participación de la inversión extranjera directa y con la presencia de empresas transnacionales en el campo de la minería". ¿Por qué? Es la pregunta de los expertos y la respuesta es simple y lógica; la actividad minera moderna requiere de mucho capital, de conocimiento, de investigación y de tecnología que países como Bolivia no los posee para cualquiera de la fase de la cadena productiva (exploración, explotación, concentración y fundición).

Según los expertos, un elemento adicional para acudir a la inversión extranjera directa en el campo minero es que se trata de una actividad económica muy riesgosa, así como se gana, también se pierde, exponen los que saben por experiencias prácticas. Se menciona también las economías de escala; los grandes proyectos mineros son mucho más rentables que los pequeños. Las grandes empresas pueden administrar mejor la alta volatilidad que históricamente caracteriza el comportamiento de los precios de la actividad minera.

Se enfatiza en el comentario, que lo expresado líneas arriba, "es una enseñanza válida para cualquier actividad económica de volumen". La mención recomienda que "una empresa no puede ni debe lanzarse a realizar inversiones en cualquier parte de la cadena de producción minera, sin cumplir previamente todas las fases que los expertos en proyecto de inversión conocen" es decir, que es imprescindible la realización de estudios a nivel de pre factibilidad, factibilidad y diseño final con mucha rigurosidad. Se preguntan ¿Qué implica esto? La respuesta en una sola palabra. Conocimiento.

Por lo tanto aunque parezca exagerada la recomendación, parece que lo que ha faltado en el último tiempo a una parte de nuestra minería es precisamente el asesoramiento profesional, la dirección técnica adecuada y la toma de decisiones en función del cumplimiento de metas que comienzan en la prospección y la exploración minera.

El otro aspecto que merece atención particularizada en la alta esfera gubernamental, es la apertura del sistema a la inversión privada, partiendo de disponer de claras reglas de juego, por supuesto con la nueva Ley Minera 535, pero con su adecuada reglamentación y una apropiada definición en materia tributaria que implique seguridad, posibilidad de invertir y recuperar dividendos en proporción a los límites concretos de gastos de operación y obligaciones sociales.

Lo que está sucediendo al presente, fuera de los proyectos "estrella", es que existe una declinación de la producción minera en el país, por la ausencia en la explotación de nuevos yacimientos que reemplacen a las ya agotadas minas de la Comibol.

Lo que mencionamos es sólo parte de un proceso que se siente pero que no se lo quiere admitir en su justa dimensión.

LA PAZ DEJA DE PERCIBIR BS 31 MILLONES POR REGALÍAS

La Paz y Potosí son las dos regiones que empezaron a sentir los impactos de la caída del precio de las materias primas en el mercado internacional. En el primer caso se calcula que La Paz dejó de percibir unos 31 millones de bolivianos en el primer trimestre de 2015, en relación a similar periodo de la gestión precedente, y en el caso de Potosí, se calcula que dejó de percibir unos 30 millones de bolivianos.

El director del Servicio Nacional de Registro y Control de la Comercialización de Minerales y Metales (Senarecom), Óscar Huanacio, informó ayer que durante el primer trimestre de esta gestión, los ingresos de recursos por regalías mineras durante el primer trimestre (enero, febrero y marzo) llegaron a un poco más de 211 millones de bolivianos, mientras que en la gestión 2014 superaron los 288 millones de bolivianos.

Esto representa una caída de casi 77 millones de bolivianos, que afecta principalmente a las regiones productoras de minerales, que son La Paz, Oruro y Potosí.

En menor medida también son afectadas otras regiones como Santa Cruz, Beni, Cochabamba, Chuquisaca, Pando y Tarija, aunque este último departamento tiene muchos más ingresos por la explotación de gas natural.

Potosí es la principal región minera del país, durante el primer trimestre de la gestión precedente recibió por regalías un poco más de 165 millones de bolivianos, mientras que en similar período de la gestión 2015 redujo sus ingresos a 135 millones de bolivianos, en tanto que La Paz logró ubicarse en segundo lugar y desplazó a Oruro, como región productora de minerales, principalmente oro, estaño y cobre, y en el primer trimestre de 2014 recibió regalías por 67 millones de dólares; en 2015, sus ingresos bajaron a 36 millones de dólares.

Finalmente, está Oruro, entre los tres principales departamentos productores de minerales, que en el primer trimetre de 2014 recibió cerca a 30 millones de bolivianos y en 2015 bajó a un poco más de 20 millones de bolivianos. Mientras que en cuarto lugar se ubica Santa Cruz y, luego, Beni.

EL ESTAÑO CONTINÚA EN CAÍDA LIBRE. Mientras la cotización de la libra fina de estaño en el mercado internacional no deja de caer. Ayer, la cotización del principal mineral que se produce en la empresa estatal más grande del país, Huanuni, se cotizó en 6,69 dólares, después de que su mejor precio fue el 5 de marzo, cuando se cotizó en 8,1 dólares. El 12 de ese mes, empezó la caída libre con una cotización de 7,8 dólares la libra fina, registró un súbito incremento el 20 de marzo a 7,9 dólares pero a partir del 31 no dejó de caer.

Anteriormente, el ministro de Minería, César Navarro, que se encuentra fuera del país, dijo que el precio sostenible del mineral era de 7,50 dólares por libra fina.

LA DECISIÓN DEL GOBIERNO, RESPECTO A que las joyerías de oro y plata SE DEBEN REGISTRAR ANTE EL SENARECOM EL PRÓXIMO MES, generó molestia entre los joyeros y artesanos de este sector, quienes amenazan organizarse para hacer conocer su malestar.

El responsable del Senarecom explicó que los joyeros deben tramitar su Número de Identificación de Agentes de Retención (NIAR), para vender joyas en el interior y el exterior del país.

El director del Senarecom, Óscar Huanacio, advirtió de que las joyerías que no cuenten con el NIAR desde junio no podrán realizar actividades comerciales y deberán ceder su acción a la Gobernación departamental o a la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM). "Ellos se van a registrar hasta el mes de mayo, y a partir de ese mes, joyería que no esté con NIAR, no será reconocida legalmente. Entonces, tendrá que ofrecer su acción la Gobernación o la AJAM".

EN LOS ÚLTIMOS 30 DÍAS, EL PRECIO DEL ESTAÑO CAYÓ DE 8,1 DÓLARES LA LIBRA FINA A 6,6 DÓLARES QUE SE REGISTRÓ LA JORNADA DE AYER.

viernes, 17 de abril de 2015

Estaño cae a $us 7,14, por debajo del punto de equilibrio de Huanuni

El precio internacional del estaño se desplomó ayer a 7,14 dólares la libra fina, el nivel más bajo en los últimos cinco años. El valor está por debajo del punto de equilibrio que necesita Huanuni para operar sin pérdidas.
La principal causa es la desaceleración de la economía de China. En febrero de 2010, el precio era de 7,41 dólares.
El ministro de Minería, César Navarro, informó el pasado 23 de marzo que el costo de producción de Huanuni es de 7,50 dólares. "Superando el promedio de las 800 toneladas métricas finas por mes, podemos soportar en Huanuni hasta 7,50 dólares”, señaló en esa fecha.

Según los datos del Ministerio de Minería, la cotización promedio del estaño en enero de 2014 era de 10 dólares, mientras que en similar mes de 2015 se situó en 8,81 dólares. El descenso se sintió más a partir de marzo, cuando llegó a 7,99 dólares la libra fina.
En este mes, el lunes 13 se comenzó a observar una caída consecutiva desde 7,44 dólares y ayer cerró en 7,14 dólares.
Henry Oporto y Carlos Sandi, expertos en el área, atribuyeron el descenso al menor crecimiento del Producto Interno Bruto de China, el mayor comprador del mundo de materias primas, principalmente de minerales.
"La caída del precio internacional del estaño se debe principalmente a la desaceleración de la economía de China, no porque haya entrado en crisis, sino porque simplemente son efectos del control de su economía. Lo mismo ocurre con Europa, siguen los conflictos con Grecia, que hace que la demanda de materias primas, en especial de minerales, no sea la misma a la que estábamos acostumbrados hace tres años”, explicó Sandi.
El especialista anticipó que la tendencia a la baja persistirá y el precio se estabilizará en 6,50 dólares. "Aún se debe esperar más problemas para los productores de este mineral, como la estatal Huanuni, que opera por encima de su costo/labor por la cantidad de trabajadores, que actualmente es de 4.200 mineros”, dijo.


Oporto afirmó que la caída de los precios de los minerales se debe a la menor demanda externa.
"Recién se anunció que en este primer trimestre la economía de China se ha desacelerado mucho más de lo que se prevía y eso hace que afecte a los productores de minerales, como es el caso de Bolivia”, afirmó.
En su criterio, la caída de los precios de los metales se mantendrá hasta 2016.

"Los informes que se hacen en el mercado internacional prevén un repunte en 2017, es decir, estamos frente a un deterioro en el mercado de minerales”, afirmó el analista Oporto.
Las previsiones
En los últimos días, organismos como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) bajaron las previsiones de crecimiento del gigante asiático, China; el FMI proyectó un crecimiento de 6,8% para esa economía.

En promedio, esa nación asiática demanda alrededor de 168,2 millones de toneladas métricas de minerales y entre los países que le venden están Perú, Chile y Bolivia. La economía china creció a niveles récord en los últimos años.



Las proyecciones
Recursos En el Presupuesto General del Estado (PGE) 2015 se proyectó que las regiones productoras van a recibir alrededor de 799,2 millones de bolivianos por concepto de regalías, un monto superior en 2,6% en relación con el de 2014, que llegó a 778,6 millones de bolivianos.
Envío El país exporta en promedio 20.000 toneladas métricas finas de estaño, un volumen que representa el 10% de total de los minerales que envía el país al mercado exterior. El estaño es el tercer metal más exportado, luego de la plata y el zinc, según el reporte oficial. La caída de precios del estaño afecta principalmente a las operaciones de Huanuni, por su planilla elevada.

Cooperativas mineras piden 154 millones de bolivianos al Fofim

El director del Fondo de Financiamiento para la Minería (Fofim), Carlos Escóbar, informó ayer que las cooperativas mineras del país demandaron a esa financiera estatal un monto aproximado de 154 millones de bolivianos en créditos para este año.

Según el director del Fofim, ese monto fue solicitado formalmente por 54 cooperativas mineras del país, principalmente auríferas.

"Para este año el Fofim ha recibido la solicitud de 54 cooperativas, haciendo un monto total de 154 millones de bolivianos", precisó.

No obstante, informó que el Fofim tiene actualmente solo 30 millones de bolivianos de capital disponible, por lo que aguarda una inyección gubernamental de al menos 100 millones de bolivianos.

Explicó que los créditos del Fofim buscan mecanizar a las cooperativas mineras del país para aumentar la producción y exportación de minerales, a corto y mediano plazo.

Recordó que los créditos del Fofim tienen una tasa de interés anual de 6 por ciento y son destinados a las cooperativas auríferas, tradicionales, no metálicas y evaporíticas del país.

Por otra parte, aclaró que para reducir aún más las tasas de interés, como lo solicitan, se necesita elaborar un estudio actuarial.

jueves, 16 de abril de 2015