viernes, 3 de julio de 2015

Minería se cierne sobre el Tunari

De las 300 mil hectáreas de superficie del Parque Nacional Tunari, 4.692 fueron concedidas a cooperativas mineras y a personas particulares que se dedican, la mayoría, a la explotación de oro y cal, según el investigador del Cedib, Jorge Campanini.

Detalló que en el país hay 2 millones de hectáreas en concesiones mineras y un 15 por ciento está en áreas protegidas.

Con datos a 2014, en el informe del Centro de Documentación e Información Bolivia (Cedib) figuran la Cooperativa Aurífera Chaca Mayu con ocho cuadrículas; la Cooperativa Jallpa Cueva con dos cuadrículas y la Cooperativa Torrico con 15 cuadrículas. Además, hay concesiones unipersonales con asignaciones de entre 2 a 59 cuadrículas.

“La cuadrícula es la unidad de medida de la concesión minera. Tiene la forma de un volumen piramidal invertido, (…) un cuadrado de 500 metros por lado con una extensión total de 25 hectáreas”, según define la Ley Minera.

Campanini explicó que los datos corresponden al registro de 2014, pues es el último informe del ex Servicio Nacional de Geología y Técnico de Minas (Sergeotecmin), sustituido en septiembre del año pasado por el Servicio Geológico Minero (Sergeomin), que no cuenta con datos actualizados.

Este medio solicitó información en la Secretaría de Minería de la Gobernación para precisar la cantidad de concesiones mineras al interior del parque hasta la fecha; pero Pastor Salas, responsable de esa secretaría, señaló que no es de su competencia.

En la oficina regional de la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM) indicaron que es información legal que debe ser solicitada en La Paz.

En la página web del Servicio Nacional de Áreas Protegidas no hay registro de planes de manejo de las áreas protegidas.

Campanini, que realiza investigaciones al respecto, indicó que se constató la extracción de oro en el Tunari, durante una visita realizada al lugar.

El director del Cedib, Marco Gandarillas, informó que la actividad aurífera en el parque afecta directamente a los recursos hídricos, sobre todo por el uso de mercurio para extraer oro.

Explicó que por mandato de la Ley de Minería, tras formalizar las concesiones se procede al establecimiento de contratos administrativos mineros.

El proceso para la obtención de manifiestos ambientales inicia en la Gobernación y se concreta en el Ministerio de Medio Ambiente y Aguas, señaló Gandarillas.

“Lo que es gravísimo es que operen sin tener ningún instrumento ambiental y sin cumplir la normativa ambiental, porque este tipo de actividades que realizan (…) causan daños hídricos y a nivel de ecosistemas”, acotó.

Por otra parte, según Gandarillas, cualquier tipo de actividad minera o petrolera supondría reducir los ecosistemas y el estado de conservación de las áreas protegidas.

Contratos en espera

El director de la AJAM, Carlos Soruco, dijo a ANF que no tendría que existir actividad minera en ninguna de las 22 reservas naturales del país, porque no se aprobaron contratos y que, de existir, sería una actividad “ilegal”; pero el Cedib reportó actividad en al menos 7 parques.

La AJAM recibió 160 solicitudes nuevas de empresas mineras para operar en las áreas protegidas

Decreto 2398 Mineros acuerdan reglamento

El secretario de Minería de la Federación Nacional de Cooperativas Mineras (Fencomin), Hernán Montero, confirmó que ayer se logró consensuar con el Gobierno la reglamentación del Decreto Supremo 2398, que permite a los cooperativistas la condonación de intereses y multas, de una deuda de más de $us 6 millones con la Corporación Minera de Bolivia (Comibol). "No podemos dar los montos específicos, cada cooperativa tiene diferentes deudas y han puesto un plazo establecido de ocho años y en ese lapso hay que pagar las deudas de solo capitales sin intereses", explicó Montero. Agregó que alrededor de 350 cooperativas tienen la deuda y, que luego de una evaluación, se acordó que cancelarán la misma de acuerdo con la producción alcanzada. Otros temas, como el Fondo de Financiamiento para la Minería (Fofim), la comercialización de explosivos y la cooperativa 26 de Febrero de Colquiri, se tratarán en una reunión que se efectuará el próximo martes. / Erbol

Cooperativas mineras ante el reto de formalizar su situación tributaria

Las cooperativas mineras que funcionan en el país han ocupado mucho espacio en los medios periodísticos nacionales durante los últimos días, debido a variadas situaciones que se han presentado al interior de las mismas y además en sus relaciones externas y las que corresponden al cumplimiento de ciertas normas para ejercer de manera formal y legal sus futuras actividades.

Pese a una serie de beneficios directos que ha dispuesto el Gobierno a favor de las cooperativas mineras, el sector sigue manteniendo la idea de obtener mayores logros económicos con el pretexto de sostener la crisis productiva creada por las bajas cotizaciones de minerales, para lo que plantean un "plan de contingencia" que consistiría en disponer de una inyección económica para el sector a través del Fondo de Financiamiento para la Minería (Fofim), además de una subvención al precio de los minerales mediante el acopio de concentrados que efectúen las dos metalúrgicas, la de Vinto en Oruro y la de Karachipampa en Potosí. La propuesta consiste en que las cooperativas venden su material y reciben un pago por encima del vigente a nivel internacional, la diferencia es el beneficio sectorial, pero al mismo tiempo una perjudicial presión sobre la economía de las metalúrgicas.

Dirigentes de la Federación de Cooperativas Mineras de Bolivia (Fencomin) esperan una respuesta del Gobierno y anuncian medidas de presión si no se los atiende positivamente. Incluso amenazan con movilizaciones a la llegada del Papa Francisco a La Paz.

Formalización tributaria

Las cooperativas mineras en el país, de acuerdo a un detalle del Ministerio de Minería y Metalurgia (MMM), pasan de las 1.700 organizadas aunque no todas trabajando, algunas han paralizado labores temporalmente por el bajo precio de los minerales, otras están en tareas de adecuación legal, varias se preparan para tareas productivas, pero lo evidente es que sólo un 20 por ciento de estas agrupaciones cumple con una tributación más o menos regular, eso significa que de más de 1.700 cooperativas apenas 340 están pagando impuestos.

Este hecho, que se da desde hace mucho tiempo, llama la atención del organismo cooperativo donde están las de ahorro y crédito, las de consumo y otras de servicios y vivienda, que registradas legalmente poseen Número de Identificación Tributaria (NIT) y pagan los impuestos de ley, bajo una regulación especial que tiene que ver con su condición de empresas que no generan utilidades de lucro, el hecho de tener un registro tributario les habilita empero a recurrir a financiamiento de orden externo para fortalecer sus operaciones.

Parece que se sumarán a esa línea de legalidad las cooperativas mineras que han estado beneficiadas con la supresión del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que es importante para el funcionamiento de negocios formales, que además manejan las notas fiscales (facturas).

En el MMM se explicó que "del total de cooperativas existentes en el país un 95 % de estas no son exportadoras de minerales, sino productoras de concentrados que son vendidos a las comercializadoras o directamente a algunos ingenios, estos últimos exigen como requisito para la compra de mineral que el vendedor (una cooperativa) tenga el NIM, que es el Número de Identificación Minera, que no pueden tener todas, pues el otro requisito para tener ese registro es tener antes el NIT, que en realidad formaliza la situación tributaria como empresa legal.

Por lo que se conoce las cooperativas pagan actualmente el 1 % a la Comibol como canon de arrendamiento de las áreas que utilizan en sus operaciones de explotación minera, aparte pagan regalías mineras en los departamentos y comunidades donde efectúan la explotación de minerales, en iguales condiciones a las que cumplen la minería privada y la estatal.

Dirigentes de la Fencomin han reconocido que fue "un error el haber tramitado una ley para tener tasa cero en el pago del IVA, lo que perjudicó que las cooperativas puedan acceder a financiamientos bancarios o del Fofin, instituciones que exigen el NIT, para formalizar operaciones crediticias", hecho que está ratificado incluso en la nueva Ley de Minería, por lo mismo que el sector de los "cuentapropistas" ha decidido formalizar sus operaciones, solicitando la liquidación de la Ley 186, luego obtener su NIT con lo que también tendrán el NIM y de eso modo estarán en condiciones de operar en la formalidad empresarial de orden cooperativo.

Otro hecho importante es la advertencia del MMM, señalando que las cooperativas que no obtengan el NIT, no podrán renovar sus contratos con la Comibol para la obtención de nuevas áreas de trabajo.

Conflictos en cooperativas

Algo que preocupa en estos días son algunas amenazas de sectores de orden especial, como los cooperativistas mineros y por otro lado los chóferes que anunciaron movilizaciones justamente a la llegada de Papa Francisco, como una forma de presionar al Gobierno en la atención de sus planteamientos.

A propósito del delicado tema, las autoridades superiores solicitaron a los sectores en conflicto deponer actitudes hostiles, precisamente en la ocasión tan esperada como es la visita del Papa.

El Ministro de Minería, señaló a los cooperativistas que "no confundan las demandas con caprichos", aclarando que un 95 por ciento de su pliego petitorio ha sido atendido satisfactoriamente quedando sólo pendiente el caso de Colquiri que seguirá en tratamiento de partes. El ministro César Navarro aclaró que en el caso de ese importante distrito se han hecho varias propuestas alternativas y si la respuesta fuese negativa, "cuidado que los mismos (cooperativistas) queden aislados por sus propias decisiones", apuntó la autoridad.

Con esos antecedentes, el problema del sector cooperativo minero está en punto especial, por un lado puede dirigirse hacia la formalidad institucional y tributaria, mientras que por el otro queda pendiente una reflexión muy clara que deben asumir los protagonistas del sistema, para no caer en presiones indebidas frente a situaciones que no pueden vulnerarse, como una subvención al precio de los minerales.

Buscan fórmulas para desarrollo minero

El mejor perfume se vende en frasco pequeño. Ese parece ser el lema de moda entre mineras mundiales que golpeadas por los bajos precios de las materias primas, alza en los costos operacionales y otros aspectos que las han llevado a replantear la forma en que desarrollan sus proyectos, para poder sacarlos adelante. Durante el boom de altos precios de materias primas muchos proyectos duplicaron y hasta triplicaron la inversión requerida para la construcción (capex). Pero con los valores de algunos de los principales metales en mínimos, estas inversiones de alto riesgo tienen que ajustarse el cinturón para llegar a los tradicionales retornos del 15%. Álvaro Merino, gerente de Estudios de la Sociedad Nacional de Minería de Chile (Sonami), afirma que una de las prioridades de las mineras ha sido precisamente el control de costos, la optimización de procesos productivos, de gestión, la capacitación permanente de sus trabajadores y la innovación continua, con el objeto de recuperar la competitividad y elevar la productividad. La tendencia de adaptarse a esta época de vacas flacas es mundial.

Las mineras han simplificado sus portafolios y desinvertido en activos que no son núcleo del negocio, renegociaron sus deudas y clausuraron operaciones marginales. Ahora, están volcando su atención en obtener mayor productividad de sus organizaciones mediante un enfoque orientado hacia la excelencia operativa, dijo la consultora Deloitte en su reporte de tendencias para 2015.

Un buen ejemplo es el de Barrick, que está reevaluando los proyectos que tiene en cuatro continentes. En el caso de Chile, por ejemplo la minera canadiense analiza su iniciativa de cobre y oro Casale, en la región de Atacama, con el objetivo de buscar alternativas a menor escala, como reconoció en su último reporte trimestral. Cambiar el enfoque para paliar los precios en baja. El cobre a tres meses arrastra una baja de alrededor del 43% desde su máximo nivel en febrero de 2011, y el oro al contado ha perdido 37,5% de su valor desde su récord de $us 1.898,9 la onza alcanzado en septiembre de ese mismo año.Según los pronósticos de consenso de CIBC World Markets Inc., las proyecciones futuras de los precios de los commodities no mejorarán tan pronto. Y aunque hay expectativas positivas para el precio del metal rojo, por ejemplo, desde fines de 2017 -cuando comenzaría un repunte para situarse en mejores niveles, más cerca de los $us. 3,50 por libra, según especialistas; la imposibilidad de confiar en una recuperación inmediata ha hecho que las mineras se enfoquen hacia el logro de aumentos sostenibles en la productividad.

Por ahora la estrategia de reducir costos y ejercer una mayor disciplina en la administración del capital ha reemplazado la inversión en proyectos de capital de alto riesgo. También están cancelando o posponiendo indefinidamente las operaciones marginales y desacelerando el ritmo de expansión de las iniciativas. Las reacciones de las mineras a esta nueva etapa de precios bajos y altos costos no se han dejado esperar. Durante este último período, los altos costos de producción han tomado el centro de atención. Los objetivos de crecimiento, adquisiciones y expansión han pasado a un segundo plano, dijo Germán Millán, Socio de Capital Projects & Infrastructure de PwC Chile. Menos es más Invertir en minería siempre será negocio, pero el objetivo en adelante será la eficiencia. Una manera es construir por fases, ya que las plantas iníciales se programan para generar volúmenes más pequeños cuando los precios son bajos y luego aumentan la producción cuando cambien los fundamentos de la demanda.

Ese paso lo dio la mina de oro y plata Cerro Moro, en la provincia argentina Santa Cruz, en la que Yamana desarrollará sólo una planta, pero con una mayor capacidad. "(Con) mil toneladas por día de rendimiento se considera el tamaño del proyecto óptimo para maximizar el rendimiento y valor", dijo la canadiense cuando en febrero anunció su intención de seguir con el proyecto, pero a menor escala.Mega proyectos como el peruano

Las Bambas ($us 10.000 millones), el Nuevo Nivel Mina de El Teniente (Codelco, $us 7.000) o Pascua Lama ($us 8.000); son la excepción en estos tiempos. "En proyectos chicos, las posibilidades de error son menores", explicó Carlos Gálvez, de la plana ejecutiva de Buenaventura (Southern Copper), a Semanaeconómica.com.

"En los proyectos más grandes hay mayores probabilidades de error y tienes que ser muy cuidadoso con la ingeniería", agregó.BHP se ha sumado a la ola de menos es más, como dejó claro el año pasado su presidente ejecutivo Andrew Mackenzie, al declarar que es poco probable que haya anuncios de "megainversiones" puesto que la empresa preferiría realizar gastos pequeños e incrementales en los proyectos. Así, en marzo de este año confirmó sus planes para escindir en 2015 su cartera de activos de metales básicos South 32 por un valor aproximado de $us 26.700 millones. "Seguimos comprometidos con nuestros objetivos a largo plazo de producir 68 millones de onzas de plata y 500.000 onzas de oro al año para el 2018, pero lo haremos con una visión para maximizar los beneficios para todas nuestras partes interesadas", dijo a Reuters el CEO de Fresnillo, Octavio Alvídrez. Otras señales importantes son, por ejemplo, el anuncio de Glencore de dar celeridad a la concreción de su proyecto El Pachón, en Argentina; las cuantiosas inversiones de Codelco por cerca de $us 25.000 millones para los próximos años, entre otras iniciativas.

jueves, 2 de julio de 2015

Gobierno y cooperativistas trabajan en un reglamento

El ministro de Minería y Metalurgia, César Navarro, sostuvo ayer que, tras reunirse con dirigentes de la Federación de Cooperativistas Mineras y el Gobierno, decidieron trabajar en un reglamento que ayude a solucionar el conflicto emtre cooperativistas y mineros de la Comibol.

Los cooperativistas amenazaron con movilizaciones los días de la llegada del papa Francisco, del 8 al 10 de julio, si no atienden sus demandas, exigiendo explorar en la mina Colquiri.

Dijo que este viernes volverán con los dirigentes mineros para más detalles. El martes, la Federación Nacional de Cooperativas Mineras (Fencomin) determinó, en un ampliado nacional en Oruro, dar un plazo de siete días para que el Gobierno solucione el conflicto con mineros de la Comibol.

En 15 días retoman fundición de plomo en Karachipampa

Tras completar el proceso de calentamiento del horno Kipset, el personal de la Empresa Metalúrgica Karachipampa retoma la fundición de bullones de plomo, según el reporte del gerente de la misma Hugo Arando.
El responsable de la empresa indicó que el 19 de junio inició el encendido del horno y tras conseguir la temperatura adecuada se pasó al proceso de calentamiento vía electrólisis para poder fundir los bullones de plomo.
Arando dijo que tras acumular alrededor de 200 toneladas de plomo se podrá pasar a la refinación, proceso que tardará como una semana por lo que a fines del presente mes ya se contará con lingotes de plomo con un contenido cercano al 100 por ciento.
Se retoma la fundición tras reparar los daños causados por la salida de escoria.

Gobernación ajusta a ley el control de los minerales

La Secretaría Departamental de Minería de la Gobernación comenzó ayer una serie de inspecciones a los diferentes puestos de control de salida de minerales y comenzó a aplicar una norma que no se ejecutaba en la anterior administración.
El titular de esa repartición, Elías Choque, dijo que se tomó la decisión de realizar un mayor control en la salida de minerales de nuestra ciudad ya que se detectó que habría sido en ese procedimiento donde surgieron las presuntas irregularidades que actualmente investiga el Ministerio Público.
Ayer se realizó una inspección al puesto de control en Porco y ahí se evidenció que no se cumplía la norma de que la salida de minerales debía verificarse conjuntamente entre la Gobernación y el Servicio Nacional de Registro y Control de la Comercialización de Minerales y Metales (Senarecom). Según informaron funcionarios que no estaban involucrados en los supuestos manejos irregulares, esa norma, establecida en el Decreto Supremo 29577, no se cumplía con los anteriores secretarios de minería.
Hasta ayer, el control se hacía separadamente y eso daba lugar a desajustes. Así, a veces el monto declarado para regalía no coincidía con las muestras que tomaba el Senarecom y eso daba lugar a reajustes posteriores.
La falta de control conjunto habría dado lugar a un manejo caótico en el control y pago de regalías que pudo haber permitido posibles “arreglos” entre la entidad que sacaba el mineral y los funcionarios encargados de la revisión y el cobro pero ese es un detalle que tendría que ser confirmado en la investigación que realiza la Fiscalía.