jueves, 29 de septiembre de 2016

Tratamiento paralelo en las inversiones para explotar los principales recursos naturales

Cuando se hace referencia a la importancia de nuestros recursos naturales no renovables, el reconocimiento ineludible corresponde a la minería. Bolivia nació y se desarrolló en buenos años de su vida republicana, como "país eminentemente minero", su riqueza que fue extraída y transportada al otro lado del mundo, era reconocida en países ambiciosos que no tardaron en enviar a sus "exploradores", para constatar la existencia de su incomparable riqueza.

La plata de las minas bolivianas enriqueció reinados y gobiernos de las grandes potencias externas. Tras poner freno a esa indebida y autoritaria explotación de nuestra riqueza minera, la misma sirvió para impulsar el desarrollo nacional, las divisas mineras, costearon la construcción de caminos y el arranque de las primeras agroindustrias del país. El beneficio de la exportación de minerales, se distribuyó en función de proyectos socio - políticos, por lo mismo de manera inequitativa, con perjuicio para los distritos productores de minerales. Con el paso del tiempo, se empezó con la exploración hidrocarburífera, con recursos nacionales (mineros) y con una suerte de créditos que comenzaron a marcar las deudas del Estado y que se salvaron también con fondos de la entonces poderosa Comibol.

Surgió la era del petróleo y los favorables descubrimientos permitieron establecer una abundante riqueza gasífera que se convirtió en el sector "mimado" de los políticos gobernantes, en tanto que con alguna diferencia en tiempo y espacio se presentó la declinación de la minería, a raíz de una caída propiamente a punto cero en el precio de los minerales.

Ese fenómeno dio paso a una de las situaciones más críticas de la minería, miles de "relocalizados" de sus fuentes de empleo, cobraron indemnizaciones especiales y se convirtieron en trabajadores independientes, transportistas y comerciantes, los que no accedieron a esas opciones se volvieron cooperativistas mineros y desde entonces ese sector creció en número, hasta convertirse en un factor determinante para mover fichas en la actividad política.

Pero en todo este periodo de cambios, si hay algo que se observó por supuesto de manera positiva, es el apoyo decidido a los planes de exploración y explotación de hidrocarburos, preferencialmente del gas, que se exporta a dos países y que se ha convertido en el sustento de nuestra economía. El bajón de precios en el petróleo ha causado algunos desfases en los planes macro económicos del país, pero aun así con esas limitaciones, las inversiones oficiales y algunas externas, siguen favoreciendo a este rubro que con algunas declinaciones por un lado, pero con el hallazgo de nuevos pozos, por otro, sigue siendo el sector más favorecido en la atención financiera por parte del Estado.

Pese a la declinación de precios internacionales de minerales, en lo que corresponde al primer semestre del año presente, las exportaciones de minerales y metales representaron el 42 por ciento de las ventas totales de materias primas, lo que significa que la minería seguirá siendo una fuente importante en la generación de recursos para el Estado y las regiones, pero para recuperar su nivel de alta producción necesita de fuerte soporte financiero y aquí los expertos dicen, ojala fuese en la misma proporción o por lo menos parecida a la que se dispone para los hidrocarburos. Este hecho debe ser analizado en un plano realista, para que potenciando la minería, podamos asegurar la fortaleza económica nacional. Se trata de encontrar un parámetro de equilibrio, para potenciar la exploración, explotación y exportación de nuestros recursos naturales hidrocarburos (gas) y minerales. Bolivia puede ser un país gasífero y minero.

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Plantas de zinc Gobierno y trabajadores evaluaron proyectos


PLANTA DE FUNDICIÓN DE ZINC SE INSTALARÁ EN EMPRESA METALÚRGICA DE VINTO, ORURO.

El presidente Evo Morales y dirigentes de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (Fstmb) evaluaron el martes, en una reunión que se realizó en Palacio de Gobierno, los avances en los proyectos de dos plantas de zinc en los departamentos de Oruro y Potosí, para fortalecer el aparato productivo del sector minero.

DEMORA

El secretario ejecutivo de la Fstmb, Orlando Gutiérrez, dijo que en ese encuentro los mineros expresaron su preocupación por el retraso de esos dos proyectos importantes, que demandan una inversión de 400 millones de dólares, que fueron garantizados por el mandatario en una anterior reunión.

“(Hemos considerado) el fortalecimiento del aparato productivo en base a los que es este tema de la construcción de las dos planas de zinc en Oruro y Potosí”, explicó a los periodistas después de la reunión con el Jefe de Estado.

Gutiérrez dijo que, según el ministro de Minería y Metalurgia, César Navarro, esos proyectos se están elaborando en coordinación con la Universidad Técnica de Oruro (UTO), aunque dijo que no presentan avances significativos.

“Se ha ido retrasando bastante la construcción de las dos plantas de zinc, tanto en Oruro como en Potosí, que lamentablemente hasta el día de hoy no nos muestran ni el proyecto a diseño final”, remarcó.

Hay que apostar por una eficiente política para minería y metalurgia


La Ley 535 de Minería y Metalurgia, promulgada en Oruro el mes de mayo del 2014, es sólo un instrumento de uso referencial, debido a que carece de una necesaria reglamentación y además un imprescindible complemento que fije la aplicación de tributos y el pago de regalías, en toda la estructura del sistema minero nacional, constituido por el Estado, responsable de las riquezas mineralógicas y la industria minera estatal. Está luego la empresa minera privada, conformada por las empresas medianas y pequeñas (chica), que operan directamente con sus propias inversiones y se agrega a las sociedades cooperativas, integradas por socios de actividad solidaria.

Se reconoce que en el marco institucional el Estado boliviano tiene un papel múltiple y por lo mismo está representado en diferentes instancias, pero todas dependientes del Ministerio de Minería y Metalurgia (MMM), cabeza del sector del que se desprenden tres viceministerios; el primero de Desarrollo Productivo Minero Metalúrgico, luego se ubica el de Política Minera, Regulación y Fiscalización y se menciona el tercero, de cooperativas mineras.

En la estructura de la minería en nuestro país, el MMM divide o encomienda parte de sus responsabilidades en seis divisiones especiales, por ejemplo las normas y políticas de la minería están encomendadas a los tres viceministerios; la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM), debería ocuparse de la dirección, administración superior, control y fiscalización del sistema minero. La exploración y se entiende que preliminarmente la prospección, se encomienda al Servicio Geológico y Técnico de Minas (Sergeomin).

En este tipo de organización se consignan otras tres divisiones, la de control y registro con responsabilidad para el Servicio Nacional de Registro y Control de Comercialización de Minerales y Metales (Senarecom). Aparece la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), que debe responder como "operador y productor" y se cierra el esquema con el Centro de Investigaciones Minero Metalúrgicas (Cimm), para dar forma al funcionamiento del complejo aparato minero boliviano.

Hay algunos aspectos que seguramente se desarrollan sin dificultades en el orden interno del MMM, sin embargo y tomando en cuenta que siempre existe un orden de prioridades, la empresa estatal minera, en este caso la Comibol, aparece relegada a un quinto puesto, cuando en criterio de los expertos debería estar a la cabeza de todas las divisiones, tomando en cuenta que al plantearse su reestructuración -hace un año- se mencionaba el hecho como el más importante en la responsabilidad de establecer la política del desarrollo minero nacional.

Parece que el asunto no va por ese camino, lamentablemente no se hacen las explicaciones del caso, por ejemplo para exigir que los vice ministerios asuman responsabilidad sobre las normativas encomendadas en cada caso, entre las que se cuentan la "formulación de políticas que permitan el control estratégico de los recursos mineralógicos, promoviendo la actividad minera con valor agregado e industrialización.

Otro acápite de estas normativas señala textualmente: "proponer políticas, normas, reglamentos e instructivos para el desarrollo minero metalúrgico, en coordinación con entidades públicas competentes en materia de inversión, financiamiento, tributos, comercialización de minerales, gestión social, gestión ambiental y desarrollo institucional.

El viceministerio de Desarrollo Productivo Minero Metalúrgico, debe "proponer planes, programas y proyectos para el desarrollo del sector minero metalúrgico en temas de geología, minería, metalurgia no ferrosa, siderurgia y la cadena de recursos evaporíticos, promover el desarrollo de la inversión y producción en el sector minero metalúrgico, con proyectos estatales, privados, comunitarios y de economía mixta, aplicando principios de prevención y control ambiental".

Política Minera

Hay muchos otros puntos consignados en varios acápites, sin embargo con lo enumerado es fácil colegir que aquellas responsabilidades en torno a la generación de una Política Minera, la estructuración de planes y proyectos para encarar prospección y exploración, correspondería a un vice ministerio que de acuerdo a la estructura establecida debe generar programas para movilizar la minería boliviana. El tema da para muchas explicaciones, para revisar decenas de incisos que están muy claramente definidos, pero lamentablemente no cumplidos.

Hay incongruencias en la aplicación de las normativas consignadas en la "teórica" estructura de nuestra minería. Por ejemplo, en el caso de Exploración, se afirma que el Sergeomin, tiene la misión de elaborar la carta geológica nacional, realizar investigación científica y tecnológica en los campos de la geología, minería e hidrología, así como en lo relativo al impacto ambiental… (¿).

Por la falta de reglamentación en la Ley de Minería 535, el Sergeomin, no puede acceder o disponer de recursos económicos, por lo mismo está impedido de cumplir sus planes de trabajo, entre estos, la exploración de nuevos yacimientos.

Así están las cosas con Ley Minera, con una estructura que desde el MMM, deriva responsabilidades a seis áreas y estas a su vez sub encomiendan algunas de sus tareas, con lo que persiste la "pesada burocracia" que hace difícil encarar de manera sencilla y práctica el movimiento de la maquinaria minera.



La industrialización

Repetidas veces se menciona la necesidad de asumir el "gran salto", de ampliar los procesos de industrialización de nuestros concentrados, para que fuera de lograr un avance cualitativo en la producción de nuestros lingotes de estaño, podamos también exportar metálicos de plata y plomo, pero Karachipampa se deja esperar. Las fundiciones de zinc, en Oruro y Potosí, son todavía parte de un buen deseo.

Los evaporíticos, avanzan en su fase de experimentación y algunos productos ya son posible de obtener en los salares, pero la fase de la industrialización en cadena, todavía nos tendrá expectantes por buen tiempo. Más todavía habrá que esperar en el caso del Mutún, donde una empresa china ya debería estar trabajando para el cumplimiento de su contrato.

Con todo lo expuesto, está claro que no hay política minera nacional y falta que se aclaren responsabilidades para encarar este mayúsculo problema.


martes, 27 de septiembre de 2016

$us 273 MM en Fundición de Potrerillos

A buen ritmo avanzan las obras de la primera etapa del proyecto de Mejoramiento Integral de Captación y Procesamiento de Gases de Fundición Potrerillos de Codelco.

Actualmente se desarrolla la construcción de las fundiciones y obras civiles, la compañía ha señalado que esta primera etapa podría concluir en abril de 2017, mientras que la segunda etapa podría comenzar durante el mes de mayo del próximo año, con una duración estimada de doce meses.

El proyecto tiene una inversión de $us 273 millones y busca dar solución a la Fundición de Potrerillos, captando y procesando los gases que se emiten en este complejo desde los hornos convertidores hasta la planta de ácido, con el objeto de cumplir con la nueva norma de emisiones para fundiciones de cobre.

Para ello las obras se desarrollarán en dos etapas, la primera comprende el manejo de gases, sistema de limpieza y construcción de una planta de efluentes, cambio de campana de gases y suministro de nuevos ventiladores. En tanto, la segunda etapa a desarrollar en 2017 contempla las obras de cambio de precipitadores electrostáticos e instalación de tres nuevos convertidores Pierce-Smith, además de torres de ventilación verticales. Se estima que las obras concluyan en el 2° trimestre de 2018.

lunes, 26 de septiembre de 2016

Buscan destrabar proyectos mineros en Perú

El viceministro de Energía y Minas (MEM) de Perú, Guillermo Shinno, señaló que se pueden destrabar proyectos mineros por un valor de $us 20.000 millones, del total de una cartera de $us 55.000 millones, si se resuelven los temas de conflictividad y tramitología.

"Si se resuelven el tema de la conflictividad y la tramitología podrían salir adelante los proyectos mineros Tía María, Río Blanco, Haquira, Zafranal, más lo que ya están en construcción como Toquepala, Tambomayo y San Gabriel, que entrará muy pronto, por cerca de $us 20.000 millones", declaró al diario oficial El Peruano.

Se trata de proyectos medianos y un par de grandes proyectos, como Quellaveco, por más de $us 3.000 millones.

Asimismo, indicó que la ejecución de los proyectos restantes está ligada a cómo avanzan los proyectos de exploración en minería.

"Conforme se cumplen los proyectos como Las Bambas y Cerro Verde, salen de esa cartera, pero entran otros. Es necesario recalcar que, de esa cartera, la mitad aproximadamente se encuentra en etapa exploratoria", precisó a la publicación peruana.

Además, indicó que el adelanto social está constituido por las obras que el Estado ejecutará en la zona de influencia donde se desarrollarán los proyectos extractivos. "Entonces, si un pueblo necesita agua, le llevaremos un proyecto de agua y saneamiento, y así se le pondrá escuelas, postas médicas, etcétera, para que esas localidades tengan servicios básicos. Luego, los proyectos mineros podrían entrar con facilidad", sostuvo.

Indicó que este programa contempla la compra de oro a informales. "Activos Mineros contrata a una empresa privada que se encarga de comprar el mineral para que aquellos que estén en proceso de formalización cuenten con un lugar en donde vender el metal precioso y Oro Limpio va a considerar también esta parte", manifestó.

domingo, 25 de septiembre de 2016

China presiona en mercado internacional del cobre

La demanda de cobre de China tras una desaceleración en el verano boreal y compras de operadores, impulsadas por las reducidas primas y los débiles precios globales, alentaría un repunte en las importaciones chinas del metal este mes tras una caída a mínimos de 12 meses en agosto.

Según reportó Reuters, analistas y operadores señalaron que el interés en las compras podría elevar las exportaciones de cobre de China, pero podría no ser suficiente para contrarrestar el impacto por la llegada de nuevos suministros este año, lo que ejercería mayor presión en los precios en 2017.

"Estamos saliendo de una pausa en el verano boreal", dijo al medio, Matthew Wonnacott, analista de CRU en Hong Kong. "Pero en términos de la demanda, seguimos un poco cautelosos", agregó. Aunque un repunte en los precios de las viviendas en China dio impulso al desarrollo inmobiliario, las grandes órdenes de cobre del sector de energía chino que impulsaron la demanda en el primer semestre se disiparían, sostuvo Wonnacott.

CRU espera que el crecimiento de la demanda de cobre de China se desacelere a 0,8 por ciento en la segunda mitad del año, desde 2,1 por ciento en el primer semestre.

La entidad prevé que los precios promedien 4.700 dólares por tonelada en el cuarto trimestre, desde casi 4.600 dólares actualmente, para luego caer a menos de 4.500 dólares en 2017 a medida que aumentan los suministros mineros.

Empresa de cooperativistas tuvo contrato con Comibol



El Ministerio de Trabajo denunció el jueves que 34 cooperativas mineras desvirtuaron la Constitución Política del Estado (CPE) al establecer una empresa privada; sin embargo, esa misma compañía fue contratada por la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) para hacer los trabajos del relleno seco en el Cerro Rico de Potosí.

La Empresa de Servicios a Cooperativas (Serminco) se registró en Fundempresa en 2007 y sus socios son 34 cooperativas mineras y la Federación de Cooperativistas Mineros de Potosí.

El Ministerio de Trabajo afirmó que, al crear esta empresa, las cooperativas mineras “desvirtuaron su naturaleza” de entidades sin fines de lucro, dispuesta en la CPE y la Ley de Cooperativas.

Incluso la entidad gubernamental anunció que denunciará esta compañía ante la Autoridad de Fiscalización del sector.

No obstante, Serminco fue contratada en 2015 por 3,6 millones de bolivianos para rellenar el Cerro Rico en un proyecto para rellenar su cima e intentar preservar su forma, aunque los mismos cooperativistas estaban acusados de dañar al cerro, un patrimonio mundial en riesgo.

Según nota de prensa del Ministerio de Minería, en marzo de 2015 se confirmó la contratación de Serminco mediante la modalidad de invitación directa, después de descartar un proceso de calificación en que estaban tres empresas.

El ministro de Minería, César Navarro, informó entonces que la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) y el Gobierno Autónomo del Departamento de Potosí garantizaron los recursos para el proyecto.

De acuerdo con datos de la cartera de Minería, Serminco inició su trabajo del relleno seco el 23 de marzo de 2015, y terminó el 15 de mayo, después de haber trabajado 28 días hábiles.



COMIBOL YA NO ADMINISTRARÁ CONTRATOS

La Paz | ANF

La Corporación Minera de Bolivia (ComiboI) se refundará para dirigir la cadena productiva y no para administrar contratos, afirmó el ministro de Minería, César Navarro, quien anticipó que la reingeniería de la institución no pasará por el cambio de una secretaria.

“Estamos en la fase de plantear la refundación de la Comibol y de ahí lo que vemos es atrincheramientos casi administrativos; he escuchado a un dirigente que ha empezado a descalificar eso; es decir, como si la Comibol fuera una institución para generar empleos y no dirigir la cadena productiva”, dijo Navarro sin precisar el nombre del aludido.