lunes, 1 de octubre de 2012

Distintos gobiernos favorecieron a la minería cooperativa

El sector cuentapropista fue beneficiado por un programa de apoyo al empleo de 2001 a 2005

El cooperativismo minero boliviano se ha adecuado a los distintos gobiernos que dirigieron el país en los últimos 25 años.
El fortalecimiento del sector cooperativo minero recibió el impulso de dos decretos promulgados por Víctor Paz Estenssoro. Uno de ellos fue signado con el número 21060, de 28 de agosto de 1985, que inició la liquidación de las empresas estatales y generó despidos especialmente en la minería estatal.
Además, el 28 de agosto de 1986, Paz Estenssoro puso en vigencia el Decreto 21377, por el cual se entrega a las cooperativas las áreas que explotaba la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) y otras que contaban con todos los estudios y estaban listas para la fase de explotación.
El argumento del entonces ministro de Minería, Jaime Villalobos, fue que estos “emprendimientos” eran una etapa previa al desarrollo de una nueva industria minera, que tendría dos brazos, el primero, la gran inversión privada, y el segundo, las cooperativas y la pequeña minería.

Un sector favorecido. En opinión del analista Iván Arias, el cooperativismo fue un sector favorecido desde que tomó conciencia de su fuerza política con base en su capacidad de movilización y su poder económico. “Nadie desprecia a un sector que con facilidad moviliza 30.000 personas, y no exige ningún gasto de inmediato”.
Bajo la presidencia de Jaime Paz Zamora, se benefició a las cooperativas auríferas del norte de La Paz con estudios financiados por la cooperación europea.
Pero fue la primera administración de Gonzalo Sánchez de Lozada que favoreció decididamente a este sector con normas.
Una de las principales es la Ley 1786 de marzo de 1997 por la cual se autoriza la enajenación de los activos de la Comibol a favor de las cooperativas mineras y otros bienes fueron cedidos en ventas al crédito y/o arrendamiento. Hasta enero de 2006, la deuda por esta maquinaria era de 12 millones de dólares.
En 2000, obtuvieron del presidente Hugo Banzer, el Decreto 25910, que determina que la Federación de Cooperativas Mineras (Fencomin) participará en las evaluaciones técnicas ejecutadas por la Comibol.
Programa de apoyo al empleo. Con la crisis desatada por la caída de los precios de los minerales, las cooperativas mineras estaban en un situación muy precaria en 2001, cuando se creó el Programa Minero de Empleo Productivo que subvencionó por cuatro años al sector con 8,4 millones de dólares.
En 2005, se lanzó el Programa de Empleo Minero de Emergencia que en un año desembolsó dos millones de dólares.
Estos programas concluyeron en 2006, cuando los precios de los minerales repuntaron y aún hoy se mantienen en buenos niveles.

454 cooperativas mineras están registradas por el Ministerio de Minería.

EL IVA cero es la mayor conquista de Fencomin, bajo el Gobierno de Evo Morales. La Ley 186, de Régimen de Tasa Cero en el Impuesto al Valor Agregado (IVA), según el ministro de Economía, Luis Arce, fue promulgada para cubrir un vacío sobre el tema impositivo de la compra
de minerales.
El reglamento de la norma aún es reclamado por Fencomin, que dice que aún no se aplica ésta por causa de esa falta.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada